Colección de maquetas construídas por Antonio Lara Villodres

Trebuchet

Una de las más conocidas máquinas de asedio medieval fue el trebuchet, manjaneque o también conocido por trabuco. Usada esencialmente para batir las murallas de las ciudades enemigas con proyectiles que iban desde los 50 a los 100 kilos y un alcance efectivo de más de 300 metros. Estos ingenios trabajaban esencialmente con un contrapeso o balancín móvil de un peso de varias toneladas. Su larga palanca o mástil, en cuyo terminal se situaba una honda, proyectaba con gran violencia desde piedras hasta cadáveres hacia la ciudad sitiada. Aunque ha sido difícil situar cuando surgió exactamente este ingenio, según todos los indicios y estudios ya en China se usaba hacia el siglo III a. de J.C. Más tarde pasó al mundo persa y luego a Europa. A lo largo de los siglos XII al XV aparecieron varios modelos y tamaños, dependiendo de la función a la que eran destinados. Los trebuchets eran en sí armas lentas, su cadencia de tiro era de un disparo cada dos o tres horas, y necesitaba para su servicio de 15 hombres al menos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada