Colección de maquetas construídas por Antonio Lara Villodres

Qaws ziyar (Máquina de torsión)

Durante el siglo XII, la tecnología bélica logra alcanzar en el imperio musulmán grandes logros como consecuencia, sobre todo, de sus conocimientos sobre el saber del mundo antiguo. A lo largo del mismo, se usaron armas de novedoso diseño, con sistemas de tensión más sofisticados y ayudados de tornos como esta máquina de propulsión por torsión que presentamos llamada qaws Ziyar. Esta máquina la descubrió el ingeniero Mar Bin Ali Al-Tarsusi a mediados de ese siglo y estaba construida sobre un armazón cuadrado de madera de roble desbastada. Todos sus tramos estaban ensamblados mediante grandes clavos de hierro. En sus laterales, se encontraban dos palas o brazos en forma de arco, sostenidos por madejas retorcidas de crines de caballo y seda. En el interior de la estructura estaba el sistema disparador, igualmente de madera de roble, consistente en una nuez, al igual que el de las ballestas, y mediante un canal abierto en el eje central, y con salida exterior, se alojaba un dardo. Las palas eran tiradas hacia atrás por unos tornos situados a la espalda de la estructura, ejerciendo así una fuerte tensión que servía para arrojar hacia el exterior el dardo de hierro. Realmente, se cree que esta máquina fue un invento más del ingeniero musulmán, quien realizó varios tratados militares para el gran Saladino, y que la misma no fue usada, dado su alto coste económico y su bajo rendimiento bélico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada