Colección de maquetas construídas por Antonio Lara Villodres

Gran Bombarda

Usada en los históricos sitios de Setenil (1407), Zahara, Antequera (1410) y la propia Málaga (1487). Estas enormes bombardas de hierro fundido, por su gran peso (5000 a 6000 kilos), requerían de un gran número de operarios especializados para su servicio: artilleros o bombarderos, picapedreros, herreros, carpinteros, etc. Además, para el traslado de estas pesadas piezas, se tenía que allanar y deforestar previamente el camino para posibilitar su paso. Se contaba para ello con carros llevados por más de cuarenta bueyes. En ellos se trasladaban todas las herramientas, maderas y demás útiles necesarios para su montaje. Contaban algunas de estas grandes lombardas con un parapeto o defensa móvil, con el cual los servidores estaban protegidos de flechas, dardos y otros proyectiles arrojados por el enemigo. El artillero jefe, por su experiencia y pericia, mandaba situar en el lugar elegido la lombarda. Acto seguido, un nutrido número de carpinteros y artesanos iniciaban su montaje y preparación. En pocos días la gran pieza artillera estaba apunto para ser usada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada