Colección de maquetas construídas por Antonio Lara Villodres

Falconete

Pequeña pieza de artillería también conocida como octava de culebrina o cañón de borda giratorio. Esta popular arma fue esencialmente un cañón de retrocarga, muy usado a lo largo de los siglos XVI, XVII y XVIII, por casi todos los países europeos que poseían marina de guerra.
Aunque a lo largo de su vida esta pieza sufrió algunas modificaciones, era un arma de retrocarga, lo cual, imprimía a ésta rapidez de carga y cadencia de tiro. Su misión era la de diezmar la tripulación enemiga de la cubierta de las embarcaciones y posibilitar el abordaje. Su pequeño calibre (de 5 a 7 centímetros de diámetro) disparaba proyectiles de plomo o hierro de 1,5 kilos de peso. Por otro lado, la longitud media de estas piezas de artillería oscilaban entre 1,5 y 2 metros, y su peso rondaba los 130 kilos, dependiendo de si habían sido fabricadas en hierro o bronce.
Durante el periodo en que Málaga pasó a ser una de las mejores fundiciones de armas del momento (s. XVI ), estas piezas y otras fueron muy solicitadas por los monarcas españoles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada